ACTUALIDAD

Stefi Roitman habló del misterioso tatuaje de los Montaner

By  | 

El tatuaje del “Why” lo empezó Mau, porque es algo que a él, por así decirlo, Dios le reveló. Él sabe o sintió que su propósito en esta vida es ayudar a los demás a encontrar su “why”, su por qué venimos a esta vida. Él sintió eso en su corazón, se lo tatuó y tuvo una forma tan hermosa de transmitirnos lo que sentía, que todos y cada uno por su razón y sentimiento decidieron en distintos momentos tatuarse el “why”. Yo, por ejemplo, me lo hice chiquito en la mano. Es una linda manera de llevar en la piel este mensaje tan lindo. A mí me identifica mucho. No hay ningún día en mi vida en que esté panza arriba, en piloto automático. Así que lo tenemos toda la familia y seguramente seamos más. Una vez fuimos a Universal y apareció una fan de Mau y Ricky con el tattoo. Ella se emocionó, porque dijo que le había hecho muy bien darse cuenta el por qué y para qué está en esta vida”, así contó Stefi Roitman en un reportaje íntimo con Gente.
La revista tendrá una edición impresa por mes y el resto de las semanas mantendrá publicaciones digitales como en este caso.

 

–¿Cómo siguen los planes de casamiento?

–Hasta que no definamos el venue, el lugar donde va a ser, no podemos avanzar. Obviamente, empezamos a hacer la lista de invitados, a plantearnos qué estilo o qué decoración queremos… Y como él es un dulce, siempre me dice: “Lo que vos quieras”. A mí me gusta charlarlo en pareja, y como me gusta su criterio confío mucho en su gusto. Pero la verdad es que no avanzamos nada. No sabemos si en una casona, en una playa, nada. Sí nos juntamos como con tres wedding planners para pedir presupuestos. Uno quiere festejar a lo grande, pero no me gusta tirar la plata, sino disfrutar lo que valga la pena.

 

¿Pero qué idea te gustaría vos?

–Me pasa que las opciones entre las que nos debatimos son tan distintas, que es difícil. Pasamos de la playa a la ciudad, y también pensamos en la montaña: los tres me fascinan. Ahora hay que pensar en que sea lo más funcional para los invitados, que no sea complicado llegar. Ya que no sea en Miami ni en Argentina vuelve más rebuscado el tema traslado. Nos pusimos el mes de febrero como deadline para tener todo decidido. En mi caso, lo que más me importa es que sea un lugar en el que se pueda disfrutar al cien por ciento el baile, la comida, los tragos, la familia y los amigos. Suena cliché, pero te juro que es así. Me estoy dando cuenta de que soy una novia cero demandante, como que me adapto a las recomendaciones y no tengo ideas súper estrictas. Lo único que sí es fijo es que será en enero de 2022.

–En este tiempo también te embarazaron…  

–Ay, no sé de dónde surgió. Yo lo asocié con el hecho de que la gente asociaba frases que yo publicaba y una historia que publicó Camilo, donde me puso: “¡Qué lindo que seas la tía de mis hijos”. Pero cero. Y hay que decir todo: a muchos nos cambió el cuerpo en cuarentena, y que en una foto se me note un poco más de pancita porque comí una milanesa no significa que esté embarazada. Yo me río, pero mirá lo que es el ojo crítico de la gente… Tal vez a alguno le puede afectar de verdad. Pero no, señor: el casamiento se vino porque nos amamos, no por ningún hijo.

–También especularon y dieron por sentado que ibas a parir en mayo, por otro de tus posteos.

–Es cierto. No me acordaba. De hecho, no está en nuestros planes ser padres ni en el corto ni en el mediano plazo. Falta mucho para eso. Todavía tenemos que seguir disfrutando del noviazgo, después del matrimonio y de nuestra luna de miel.

“Hay que decir todo: a muchos nos cambió el cuerpo en cuarentena, y que en una foto se me note un poco más de pancita porque comí una milanesa no significa que esté embarazada. Yo me río, pero mirá lo que es el ojo crítico de la gente. Tal vez a alguno lo puede afectar de verdad”

You must be logged in to post a comment Login