ACTUALIDAD

Mon Laferte y la revolución de las mujeres en Viña

By  | 

Lo primero que hay que decir que es una gran artista, con una enorme voz, talento y carisma. Y después que es una luchadora feminista en serio, de pañuelo verde y armas tomar y en su caso su mayor arma es la palabra, en la canción y el discurso.
Mon Laferte se lució en la segunda noche del Festival de Viña del Mar con 16 canciones, una banda espectacular y un público agradecido a su lucha, como la cantar y bailar en el escenario con 50 cantoras y compositoras chilenas que no tienen prensa.
Citada por los Carabineros de Chile, comparada con Violeta Parra, no tuvo problemas en decir en la Quinta Vergara donde se llevó la Gaviota de Plata y de Oro, “que si tengo que ir presa por expresar mis ideas, iré presa”.
Mientras la gente gritaba contra el presidente Piñera, Mon habló tras su cuarta cancion y dijo que:

“Cuando me dijeron que venía al Festival yo no sabía qué iba a hacer. Mis amistades, staff de trabajo y familiares me decían tení que cancelar. No se puede hacer una fiesta en medio de las injusticias y de las violaciones a derechos humanos. No se puede hacer un festival en medio del estallido social. Otros me decían que tenía que que dejar la cagada. Mucha gente me decía muchas cosas. Todos me daban consejos.

La verdad es que yo estaba pensando qué hacer y un día me enteré por las redes sociales de un comunicado de prensa de Carabineros de Chile (pifias y gritos). Que me citaban y le pedían ala Fiscalía que yo fuera a declarar por haber cometido un delito. Al principio pensé que era una broma, y luego me di cuenta de que no era broma. Desde entonces y hasta antes de subirme ahora al escenario he estado con mucho miedo. ¿Puede ser un delito expresar una opinión? (el público grita ¡No estás sola!).

He pensado muchas cosas. Gente buena y otras menos buena me confundía en redes sociales con sus consejos. Hasta me cobraban plata para darme consejos. Y yo decía que solo di una entrevista y dije una cuestión como cualquier persona.

La verdad es que he estado muy nerviosa. He tenido miedo, pero también me he sentido súper valiente. Al final me dijeron que debía preparar un discurso, que yo tenía que decir algo. Y yo decía por qué, si soy una cantante no más que da su opinión como cualquier persona.

Ya me alargué, pero quiero decir en realidad que lo único que sé hacer es cantar. Yo nací en Viña del Mar, en una población de allá arriba en los cerros que se llama Gómez Carreño. Y yo estudié en escuela D320 Orlando Peña Carvajal y lo único que aprendí en la vida fue a cantar, porque tuve que empezar a trabajar de muy chiquitita.

No quiero dar lástima con esto, pero es tan difícil quedarse callado cuando uno en verdad lo vivió en carne propia… No todos saben lo que es cagarse de hambre de verdad.

Sé que ahora tengo privilegios, pero yo sabìa que al vivor en la Gómez Carreño no iba a poder estudiar. Mi padre era obrero de la construcción, mi madre era dueña de casa y empecé a trabajar muy joven cantando, mi mamá tuve que salir a trabajar, mi abuela me cuidó y mi papá se fue de la casa, como casi todos.

Mi abuela me decía como madre abuela que yo debía ser famosa para no tener hambre. A uno le enseñan que hay que sacarse la cresta, esforzarse mucho y levantarse más temprano (pifias). Me lo tomé tan en serio para no fallarle a mi abuela, a mi familia, a mi población y a mi gente. Y aquí estoy.

No tenía ningún discurso preparado. Dije todas estas cosas porque les quería cantar una canción que escribí por los consejos de mi abuela. Es el tema ‘La trenza’, dedicada a todas las princesas de la población”.

You must be logged in to post a comment Login