ACTUALIDAD

Moria y Nacha con ganas de decirse de todo

By  | 

Si todo cierra, como parece hasta ahora, finalmente en el verano porteño, Moria Casan y Nacha Guevara (por orden alfabético) se subirán juntos al escenario producidas por Javier Faroni en una comedia que tuvo mucho éxito en España protagonizada por dos «chicas Almodovar», Loles Leon y Bibiana Fernández (ex Bibi Anderson).
El contrapunto que escribieron Félix Sabroso y Dunia Ayaso llamado «La gran depresión», cambiará su título para su debut en Buenos Aires y la propuesta teatral se basa en una historia que comienza cuando una de las dos megaprotagonistas está en el baño vomitando las pastillas que tomó para suicidarse. Será Moria o Nacha?.
«Las dos actrices -sin necesidad de secundarios- no abandonan en ningún momento el escenario, hablan, discuten, gritan, intentan incluso mantenerse calladas, cantan y bailan (hay varios números musicales). «Se trata de una comedia, comedia, comedia, homenaje a la revista», contó el autor en su momento y uno ya puede ver a Casan y Guevara diciendose de todo desde sus personajes, para placer de la platea.
La comedia «nos habla de ese mundo hecho de misterio y ternura que se da entre dos amigas, que además llevan ocho años sin verse. Asistimos a un espectáculo de celos, recelos, desconfianzas, provocados por todos los prejuicios que arrastra una amistad», agregó Sabroso.
«Pero también se producen momentos entrañables que sólo albergan las viejas amistades de toda la vida ( «Te acuerdas del día en que…», «en los ochenta nos metíamos de todo«). También episodios de acercamiento, de complicidad, de «subidón»…La amistad es el tema sin duda de La gran depresión. Por eso, Manuela y Marta concluyen la función (en alto, parece que la comedia va a seguir) cantando «Help» («somos amigos desde niñez y por eso te pido ayúdame, esta noche contigo voy a salir, rey de este mundo me quiero sentir»)
«Uno de los momentos más hermosos de la obra es cuando al terminar un número musical, Manuela, deja que la envidia dé paso a la admiración y exclama: «Estás preciosa», dirigiéndose a una Marta sin tacones y que en ese momento parece una espléndida adolescente» y es facil imaginarse a Moria y Nacha en esa historia.

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply