ACTUALIDAD

Zaira Nara sin apuro por casarse

By  | 

Hoy en día no llama la atención y Zaira Nara reafirma el tema: tiene pareja pero no tiene apuro por casarse. A los 30 años y con una bella hija que está por cumplir tres, la conductora de «Morfi, todos a la mesa», cuenta desde la tapa de Hola! de Argentina de este martes que «con Jakob (von Plessen) nos comprometimos a formar una familia».
Zaira y Malaika
(Mali) hicieron una extensa y lucida producción fotográfica para la publicación y la hermana de Wanda cuenta que con relación al tema del matrimonio junto a su pareja: «tal vez nos casemos dentro de unos años, durante algún viaje».
En el interín, la modelo sigue sumando microemprendimientos y después de la moda prueba con la belleza, con la creación de su linea Zaira Beauty que presentó la semana pasada en el Four Seasons.

 

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Tapa de @holaarg @zaira.nara y #Mali

Una publicación compartida por Laura Ubfal (@lauraubfal) el

En el Sur tengo un caballo que se llama Chupetín y voy con papá porque a mamá no le gusta galopar«, cuenta «Mali», como la apodan; y su mamá no puede creer cómo convierte cada experiencia en inolvidable.
«En Patagonia todo es místico -dice Zaira-. Nuestra casa, lejos de ser grande, es sólo para dormir y tomar unos mates. Para el resto, tenés que salir. Tenemos un quincho también, pero donde vivimos nosotros es una casilla. Está remodelada y refaccionada, pero es chiquita. Allá dormíamos mucho en carpa, porque hacemos cabalgatas de ocho o diez horas y paramos en un camping en el medio de la montaña. En todos mis años con Jako, nunca me había podido ir un mes entero al Sur: un año estaba embarazada, después, con Mali muy chiquita… Creo que el viaje nos vino bien a todos».
Zaira
también habla en la nota sobre el ingreso al colegio de su hijita: Pudimos hacer la adaptación juntas, porque empezó el 27 de febrero. Ahora ya hace el horario completo. Va a un colegio alemán, porque Jako es de ascendencia austríaca. Lo elegimos así porque era un poco difícil inculcarle el alemán a Mali sin que se hable en casa, aunque Jako lo haga perfecto. En el jardín hay cursos para madres, pero es muy difícil el idioma. Por ahora, la ayudará sólo papá. [Se ríe]. Y en los primeros días, a Mali le costó. Quería que me quedara. Y la verdad, no soy una mamá dependiente, la recontra suelto».

 

 

 

 

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply