ACTUALIDAD

Los emotivos recuerdo de Gime Accardi y Nico Vazquez para Hugo

By  | 

Muy triste la noticia de este martes. Finalmente, después de 55 días de internación por coronavirus falleció a los 62 años Hugo, papá de Gimena Accardi. Como ella misma contó, “un tipo sano, deportista”, que no pudo contra este maldito virus.
“Mi viejo es un tipo sano, deportista, tiene 62 años y no se quiere jubilar porque se siente muy joven y ama su trabajo. Jamás tuvo problemas de salud, juega al fútbol con pendejos y muchas veces ganó el premio a la valla menos vencida porque ataja como los dioses y vuela en cada pelotazo cayendo al piso como un bailarín profesional” había dicho la actriz hablando de su padre que ya se encontraba entubado y peleando entre la vida y la muerte a los pocos días de internado.
Gime perdió a los 18 años a su mamá y ahora a su padre, muy joven y lamentamos mucho estos durísimos momentos que le toca vivir junto a su pareja, Nico Vazquez, quien para Hugo era también como un hijo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Te amo pá, te lo dije mil veces mientras te hacía masajes en la cabeza, en los pies, en las orejas y mientras te daba fuerte la mano. Te acaricié todo lo que pude y te conté cosas lindas. Sé que me escuchabas, incluso abriste tus ojos miel para mirarme y sonreírme varias veces. Te amo, fuiste un gran padre y te lo pude decir y agradecer en vida, me quedan todos los lindos recuerdos y una infancia feliz. Gracias por decirme que era tu orgullo y por reírte fuerte cada vez que me veías arriba de un escenario. Peleaste como un campeón durante 55 días, durante ese tiempo fuiste el milagro del Finochietto, ningún cuerpo en tus condiciones resistió tanto. Sé que querías vivir, porque amabas la vida, pero también sé que ahí donde estás ahora estás en paz y rodeado de gente que amás mucho. Seguro mamá te espera con un fuerte abrazo y tus viejos también, te amo pá. Me quedo con tu libro, tus cuentos, dedicatorias y tus textos escritos a mano en cualquier hoja que encontrabas, me quedo con nuestros chats que son pura risa y amor, con nuestras últimas videollamadas para levantarte el ánino, y con los vinos que nos tomamos alguna que otra vez… Tus amigos, compañeros de trabajo durante 44 años, familia y todo aquel que alguna vez te cruzó te recordarán por siempre. Por ser un tipo noble, fiel a su pensamiento, trabajador, generoso, inteligente, y cariñoso. Me están llenando de amor con mensajes hablando de lo que fuiste, y yo no tengo dudas porque me criaste y pude disfrutarte 35 años. Párrafo aparte para los médicos, médicas, enfermeros, enfermeras y todo el personal de salud por sus cuidados incansables, amor, y sabiduría. En especial a Melina Toledo, nuestra médica ángel de la guarda. Eternamente agradecida a todos ellos, ya se los dije muchas veces personalmente, por audios y por textos. Buen viaje, pá. 🤍💫

Una publicación compartida por Gime Accardi (@gimeaccardi) el

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Hasta siempre, Huguito. Cuantas enseñanzas dejás. Gracias por tantos años de amor, tantas charlas compartidas, tantos River vs Boca disfrutados, vinos y abrazos que extrañaré tanto. Sos de las personas que más me han dicho “te amo” en mi vida. Que manera de festejar lo que nos pasara, sostenernos si lo necesitábamos, reír fuerte en un teatro hasta distraer a la platea. “A mi me gusta escribir, sabes? Pero más me gusta leer lo que causa en el otro. Si le hice bien, ya está” me dijiste una vez. Ese eras vos, un buen tipo. Suegro, amigo, escritor y arquero. Nos faltará uno para el fútbol ahora y no será fácil encontrarlo. No todos pueden volar sin capa, convertirse en “la valla menos vencida” y llevarse algún récord. “No se peleen, ni peguen tantas patadas chicos, es importante ser el equipo FairPlay” también eso nos decías… Quedate tranquilo que seguiré cuidando a la luz de tus ojos, tu hija Gime, quién no sólo lleva tu sangre, sino tu esencia: una mujer maravillosa. Te despido con orgullo y admiración, porque no merecés otra cosa. Y agradezco a todo el personal de salud, médicas, médicos, enfermeros, enfermeras del Sanatorio Finochietto que en todo momento lo cuidaron con mucho amor y profesionalismo. Párrafo aparte para la médica terapista Melina Toledo, nuestro ángel de la guarda. Ojalá el personal de salud algún día tenga el reconocimiento que merecen, en todo sentido. En 55 días hicieron todo para que te quedaras acá, pero vos (como en el arco) ya querías volar. Ahí también marcaste un récord. Hasta siempre, León. Te amo, Huguito. Sé que estás acá y estarás siempre. 🙌🏼🤍🦋

Una publicación compartida por Nicolas Vazquez 🇦🇷 (@nicovazquezok) el

You must be logged in to post a comment Login